Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Algunos conciertos de febrero

futuro-terror

 

Yo creo que no hay mejor manera de empezar un mes que con conciertos de Lagartija Nick y Futuro Terror, que firmaron mis discos españoles favoritos del año pasado. Así que vamos con alegría a por la selección mensual de ocho citas en ocho salas distintas.

Lagartija Nick (día 2, Stage Live). Esperen que rebusque en mi almacén de superlativos para ver si me falta aplicar alguno a los Lagartija. Qué va, me parece que ya los he usado todos, así que tendré que repetirme: hablamos de uno de los mejores grupos del mundo y acaban de editar un disco de primera, así que acudir a verles debería ser una obligación para cualquier amante del rock. Y, si tocasen tres veces, habría que verlos las tres. «Crimen, sabotaje y creación tiene unas melodías impresionantes y también bastantes frikadas, como a mí me gusta», me describía el otro día el batería Eric. Telonean Anita Parker.

Futuro Terror (día 3, Shake!). También he dicho ya que Precipicio, el disco que anda presentando el trío alicantino (en la foto de arriba), me resulta tremendamente adictivo, hasta el punto de empujarme a obsesivas reproducciones en bucle. Tengo muchísimas ganas de comprobar cómo queda en directo su post-punk heredero de Parálisis y los primeros Gabinete, estructurado en melodías de pegadizo efecto pop. Telonean Aihotz (que, por cierto, tienen una pinta salvaje y estupenda).

Drab Majesty (día 4, Nave 9). Es la exquisitez del mes, un dúo californiano que estiliza la vertiente más delicada del pop oscuro ochentero: piensen en bases deslizantes y melancólicas al estilo de The Cure, fabricadas a partir del jugueteo hipnótico de los teclados y los arpegios de la guitarra, o incluso en estetas como The Durutti Column o Cocteau Twins y sus atmósferas sustentadas en cajas de ritmos. Telonean Unclose y se celebrará en el auditorio del Museo Marítimo

Damon & Naomi y Thalia Zedek (día 8, piso superior del Kafe Antzokia). Más de veinticinco años llevan ya Damon Krukowski y Naomi Yang con su psicodelia reposada y soñadora, que de algún modo prolonga el estilo de la banda madre, Galaxie 500. Y casi veinte años hace ya que Thalia Zedek disolvió Come, el intenso y descarnado grupo de rock por el que es más conocida. Ahora han emprendido esta gira en la que, puntualizan, todos son cabeza de cartel, con un aperitivo en el que cantan juntos a Cohen durante un día de mucho frío.

Diego Vasallo (día 10, Cotton Club). También Diego Vasallo viene de un grupo famoso, ya saben, pero lo cierto es que en su música posterior queda poco rastro de aquella inocencia tarareable de Duncan Dhu. En Baladas para un autorretrato, el disco que presentará junto a su banda, entona con voz áspera letras meditabundas y poéticas, con arreglos que recuerdan inevitablemente al Tom Waits más circense.

Nile y Terrorizer (día 14, Santana 27). Noche atronadora en Santana con dos históricos del metal extremo estadounidense: Nile, con su inspiración en Egipto y Oriente Próximo y sus títulos de demencial longitud (¿qué tal, por ejemplo, Papyrus Containing the Spell to Preserve Its Possessor Against the Attacks From He Who Is in the Water?), y Terrorizer, banda seminal de la escena brutilla californiana que ya estaba disuelta allá por 1988. Por si este plan de San Valentín a caballo entre el death y el grindcore fuese poco, el cartel incluye también a los thrashers griegos Exarsis (bastante más blanditos y propensos a los gritos agudos) y los locales No More Fear.

Biznaga (día 24, Satélite T). Lo cierto es que con Lagartija Nick, Futuro Terror y este concierto de Biznaga, uno puede ponerse al día en tres sesiones sobre lo más interesante del pop nacional. Igual que los alicantinos, estos madrileños forman parte de la pujante oleada que ha revitalizado el post-punk oscuro, lo que siempre se llamó afterpunk, con una perspectiva que subraya la intensidad punk y la melodía pop. La descripción puede parecer obvia, pero en realidad no lo es, porque también había post-punk más lánguido que guitarrero y más ambiental que melódico.

Last Great Dreamers (día 24, La Nube). Ay, la suerte… Basta escuchar un par de minutos a este grupo para darse cuenta de que podrían estar tocando perfectamente en grandes recintos, porque su glam de alegría contagiosa tiene todos los ingredientes en las proporciones necesarias para el éxito. Las cosas apuntaban muy bien, pero se acabó imponiendo la decepción y se disolvieron en 1994. Ahora están de vuelta y lo suyo sigue funcionando, así que habrá que sacar partido de su mala suerte y disfrutarlos en las distancias cortísimas de La Nube.

Vámonos con Drab Majesty en el Museo Internacional de Ciencia Quirúrgica de Chicago, nada menos. Frente a eso, el Marítimo puede parecer hasta normal.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031