Ir al contenido

Un libro para sentir Bilbao

2018 enero 17
tags:

por César Coca

bilbaoNada hay que guste más a quienes aman la ciudad en la que han nacido o en la que viven que las historias que se esconden en cada calle. Historias que muchas veces tienen la forma de edificios que siguen estando ahí -a menudo, transformados, encajados entre otros, restaurados, coloreados…- o que ya han desaparecido y de los que apenas si quedan unas fotografías y un rastro en la memoria de los mayores. En una ciudad con una personalidad tan acusada como Bilbao, las estampas con ese poder evocador son muchas, y conocerlas y saber qué hubo, cómo fue aquello, por qué se levantó ese edificio o se derribó, forma parte de la historia sentimental de quienes la habitamos.

Por eso quiero recomendarles hoy este libro que ha publicado un compañero, Mikel Iturralde, autor de una serie de estampas que publica en El Correo desde hace mucho tiempo y que están descubriéndonos aspectos de Bilbao incluso a quienes pensábamos que conocíamos bastante bien la historia de la Villa y de sus edificios más importantes. Bilbao desde el pasado compara rincones de hace décadas con imágenes de hoy de esos mismos lugares, y documenta la transformación. La edición es verdaderamente lujosa pero si algo destaca es el mimo, el amor a la ciudad que destila cada una de sus páginas. No se puede ser de Bilbao (y ya saben ustedes que para serlo no es preciso haber nacido aquí) y no leer este libro. Se lo digo muy en serio.

 

Un libro cada semana: ‘Dios no vive en La Habana’ de Yasmina Khadra

2018 enero 16
por César Coca

 

dios-no-vive-en-la-habana_Una novela sobre un cantante de boleros y sones en una vieja sala de La Habana no parecería demasiado probable en el catálogo de un autor como Yasmina Khadra. En sus libros anteriores abundan los dictadores en países árabes, la guerra, el terrorismo, pero no historias sobre amores desaforados y países caribeños que viven la ruina de un sueño que sus promotores terminaron por matar.

Sin embargo, Khadra refleja muy bien el ambiente habanero de los últimos años de Fidel en esta novela que arranca cuando una vieja sala es privatizada dentro de la política económica cubana. Los nuevos propietarios optan por una reforma radical, tanto en la arquitectura y decoración del escenario como en su programación. De esa manera, Don Fuego, un cantante de boleros, sones y rumbas que enloquece con su voz y su aspecto de veterano ‘latin lover’ a turistas septuagenarias llegadas de Europa, se queda sin empleo.

La depresión le llega pronto, porque estaba convencido de que los hoteles más elegantes y los auditorios más populares se lo rifarían, pero la realidad es que nadie le llama para algo más que un modesto papel de telonero. En ese momento, Juan del Monte, que ese es su verdadero nombre, conoce a una muchacha que huye de la Policía –ella no ha hecho nada, pero su hermano ha sido detenido por entrar en La Habana sin permiso– y se enamora de ella, sin que los cuarenta años que le saca sean un obstáculo a la pasión arrolladora que siente.

El autor argelino narra la vida cotidiana de miseria y supervivencia de la mayoría de los cubanos y el contraste con las fiestas que se organizan para los dirigentes, la actuación de los chivatos de la Policía y el funcionamiento de la burocracia del régimen. Lo hace como si fuera un escritor nacido en la isla. Y lo más sorprendente, aunque en esto el traductor al español (Wenceslao-Carlos Lozano) tendrá mucho que decir: lo cuenta con un lenguaje cálido, en el que no faltan los cubanismos, y por momentos parece que en algunas escenas estuviera escribiendo uno de los boleros con los que Don Fuego enamora a las extranjeras.

(Publicado en elcorreo.com)

Ningún fin de semana sin música: ‘Fandango’ del Quinteto de Boccherini

2018 enero 11
por César Coca

Quizá estén ustedes afectados por eso que antes se llamaba (hace tiempo que solo escucho la expresión a gente ya de una edad) la cuesta de enero. Si es así, me propongo alegrarles de alguna manera el fin de semana. Y si no les afecta la metáfora sobre la pendiente porque no tienen gastos extraordinarios ni sus economías se ven afectadas por la fiebre de las compras compulsiva en las rebajas, pues también.

La obra que les propongo para este fin de semana es el Fandango, del Quinteto para guitarra y cuarteto de cuerda, con acompañamiento de castañuelas. Boccherini vivió en Madrid dos terceras partes de su vida, y en esa ciudad compuso sus obras más importantes. Su música es galante y sirve de puente entre el barroco y el clasicismo. Su Música nocturna de las calles de Madrid tiene una justa celebridad y ha sido usada en un puñado de ocasiones en el cine, e incluso en ceremonias oficiales. Hay una elegancia y una alegría de vivir en la obra de este compositor nacido en Lucca (paisano por tanto de Puccini, Geminiani y Catalani) y fallecido en Madrid que resultan contagiosas. Así que no estresen en este enero con o sin cuesta. Y disfruten.

Un libro cada semana: ‘La decadencia de Nerón Golden’ de Salman Rushdie

2018 enero 9
tags:

,

,

por César Coca

neronPor increíble que parezca, la condena a muerte dictada contra Salman Rushdie, que lo obligó a vivir oculto, cambiando de casa cada pocos días para burlar a sus perseguidores, no le restó ni un ápice de sentido del humor. Lo demostró en las obras inmediatamente posteriores a esa década de tinieblas y lo sigue haciendo en cada libro. En La decadencia de Nerón Golden lo hay en abundancia, aunque la novela comience como una comedia y termine como una tragedia griega.

En esencia, lo que el lector encuentra en la última obra del escritor angloindio es el relato que hace en primera persona René, un joven guionista que halla en Nerón Golden y su familia el material para preparar su gran película. Golden es un magnate indio que se instala ya en la edad madura en el corazón de Nueva York, en una casa enorme con un patio ajardinado, que ocupa con sus tres hijos. El millonario perdió a su esposa en el atentado contra el hotel Taj Mahal de Bombay y luego rehace su vida junto a una joven rusa con la que se casa.

Los hijos de Golden llevan nombres propios de la antigüedad clásica, que han transformado en otros más breves, y tienen problemas: uno siente terror si sale de casa, otro es un pintor de valía pero desubicado y el tercero está peleado con su identidad sexual. En el caso del padre, la cuestión es aún más compleja y se encuentra en algunas actividades que realizó años atrás en su país y que lo enriquecieron… de manera no muy legal, como el lector irá descubriendo.

A partir de esa trama, Rushdie arremete contra la postverdad, la corrección política, la superchería, la fama fácil, la ficción vendida como realidad a través de las redes sociales y otros muchos tópicos de hoy. Lo hace con una facilidad apabullante para la narración, para hacer que el lector crea los episodios más inverosímiles y se meta en los escenarios más improbables. Capítulo a capítulo teje y desteje la madeja del relato, con un narrador que irrumpe como un personaje más y que reivindica su protagonismo en no pocos momentos. Y retratando a los contendientes en la batalla electoral como Jocker y Batwoman. No hay que explicar de parte de quién se pone el joven guionista (y el novelista, claro).

(Publicado en elcorreo.com)

Un libro cada semana: ‘Qué está pasando en Cataluña’ de Eduardo Mendoza y ‘La conjura de los irresponsables’ de Jordi Amat

2018 enero 6
por César Coca

 

 

mendozaamatEsta vez el libro de la semana es doble. La causa también lo es: se trata de dos ensayos breves (el de Mendoza, incluso muy breve) y ambos tratan exactamente el mismo asunto aunque desde dos enfoques diferentes.

 

En Qué está pasando en Cataluña, Eduardo Mendoza analiza sobre todo las causas culturales del descontento en aquella comunidad, para revelar que en muchos casos se asientan sobre falsedades. Pasa, por ejemplo, con la prohibición del catalán durante el franquismo, que según Mendoza no fue estrictamente tal salvo en la postguerra. El problema es que a estas alturas desvelar esas falsedades ya sirve de poco –o de nada– para convencer a quienes emocionalmente se han sumado al procès. Mendoza escribe también acerca de ciertos mitos que se han ido consolidando como verdades irrebatibles cuando tienen muchos matices que pueden incluso invalidarlos, y aunque en las primeras páginas asegura que no se siente parte de los independentistas ni de los contrarios a la independencia, de la lectura de su texto se desprende más bien que está con estos últimos sin justificar de ninguna manera medidas y actitudes del Gobierno central.

 

Jordi Amat hace un recorrido histórico del procès desde los años de la negociación del nuevo Estatut, pero con numerosas referencias a la Carta Magna y su calculada ambigüedad, rota por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre ese mismo Estatut. Amat recorre la historia de estos agitados años, desvela aspectos poco conocidos de la loca carrera de algunos dirigentes catalanes, muestra cómo organizaciones nacidas para articular a la sociedad civil se han infiltrado en las instituciones políticas hasta el punto de determinarlas y termina con la conclusión de que un grupo de irresponsables, en ambos lados, han acabado por conducir a Cataluña –y de rebote a España– hasta una situación catastrófica. Hay anécdotas reveladoras, como el hecho de que fue uno de los fontaneros del procès quien ante los decepcionantes resultados de las elecciones de 2015 (la suma de los nacionalistas era menor a la legislatura anterior pese a que conservaban la mayoría absoluta) convenció a los líderes de que debían salir ante la prensa y decir que habían ganado y por tanto seguían adelante con el proyecto independentista aunque no estuviera avalado por la mayoría de la población.

 

Estamos antes dos libros breves e inteligentes que merecen una lectura reposada y que permiten comprender un poco mejor lo que sucede en Cataluña. A quienes vivimos lejos y a quienes están en el epicentro del terremoto.

(Publicado en elcorreo.com)

Ningún fin de semana sin música: ‘Kol Nidrei’ de Bruch

2018 enero 4
por César Coca

La violonchelista argentina Sol Gabetta estará en Bilbao el próximo martes, concretamente en la sala de la Sociedad Filarmónica. Gabetta es una de esas artistas emergentes que ya se codea con los mejores de su instrumento y que sorprende a los seguidores lo mismo haciendo dúos con Cecilia Bartoli que dedicando un álbum a… Chopin. Al margen de su gran talento, es una artista comunicativa, simpática y accesible, lo que resulta siempre un punto a favor para los periodistas. La he entrevistado un par de veces y la conversación fue en ambos casos interesante porque además es una persona que no escatima el tiempo que dedica a los informadores.

La obra que hoy les propongo y que tiene a Sol Gabetta como protagonista es Kol Nidrei, de Max Bruch. Se trata de una pieza para violonchelo y orquesta escrita a partir de una melodía tradicional hebrea. La circunstancia es peculiar, porque Bruch era protestante y cuando escribió esta partitura estaba en Liverpool. Como sucede en el catálogo de su autor (amplio, pero poco conocido si se hace excepción de sus conciertos para violín, en especial el primero), es de un claro romanticismo, algunos dirán que un poco trasnochado, dado que Bruch murió en 1920, cuando esa corriente, aún teniendo un puñado de seguidores, estaba ya arrasada por el viento de la Historia. Sea como fuere, es una música hermosa de la debemos disfrutar sin mirar el año en que fue escrita.

Ningún fin de semana: ‘Cuentos de los bosques de Viena’ de Johann Strauss hijo

2017 diciembre 28
por César Coca

No hay nada más clásico el día 1 de enero que el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena. Un concierto siempre igual a sí mismo, con la única variación de la gracia y el entusiasmo que ponga el director elegido en cada ocasión. Los ha habido serios, comunicativos, bromistas e irrelevantes, y no falta quien opina que la orquesta podría tocar sola, sin director, porque sus músicos saben de valses, de estos valses, mucho más que quienes empuñan la batuta.

El programa elegido por Riccardo Muti para este 1 de enero incluye -además de El bello Danubio azul y la Marcha Radetzky, claro- uno de los valses más conocidos de la extensa producción de Johann Strauss hijo. Una de las pocas piezas, además, en las que tiene un papel relevante la cítara. Se trata de Cuentos de los bosques de Viena. Según los especialistas en esta música ligera y feliz, es una de las piezas que más contribuyó a que alcanzara un éxito enorme en la capital del Imperio una danza que en realidad era originaria del campo. Sea como fuere, aquí se lo dejo, en la versión que firmó Daniel Barenboim en este mismo concierto hace ya cuatro años. Sean felices en 2018.

Un libro cada semana: ‘El secreto del orfebre’ de Elia Barceló

2017 diciembre 26
por César Coca

el-secreto-del-orfebre

Llega a las librerías una reedición de una novela que en su momento surgió como parte de un ciclo narrativo que se asentaría en una región imaginaria del norte de España y de cuya autoría se encargarían cuatro novelistas. Solo hubo tres novelas, dos de ellas a cargo de Elia Barceló. El secreto del orfebre es una de esas dos.

La historia que cuenta es la del regreso a su pequeña ciudad de un orfebre que ha triunfado con sus joyas en Nueva York. Ahora ha pasado de los cuarenta años y vuelve a esa población en la que ya no le queda familia alguna para recuperar una apasionada y fugaz historia de amor que vivió en su primera juventud con una mujer madura. El protagonista recorre con ojos cargados de nostalgia las calles de la ciudad, se aloja en el único hotel digno de tal nombre que existía –y que le parece que está casi igual que 25 años atrás– y cuando despierta al día siguiente descubre que ha viajado en el tiempo hasta una fecha anterior a su nacimiento.

Eso le permite conocer a su madre en edad juvenil y a esa amiga que tantos años después se convertirá en la amante con quien no podrá –¿o no se atreverá?– a un compromiso mayor. Barceló habla de la belleza y la nostalgia, de las oportunidades y las traiciones, de los sueños y la cobardía. Lo hace con un lenguaje muy cuidado, mimando la historia. La estructura de la novela, con sus saltos temporales, le permite además ir dosificando la información para que el relato tenga en su recta final una cierta sorpresa que evita un desenlace convencional.

(Publicado en elcorreo.com)

Ningún fin de semana sin música: Concierto de Navidad de Corelli

2017 diciembre 21
por César Coca

La música para este fin de semana está obligada en cuanto a la temática: la Navidad está aquí y mi propuesta quiere ser también una felicitación para quienes leen este blog y siguen esta serie musical. Da igual que sean cristianos, musulmanes, hindúes, animistas, budistas o ateos. Hoy, como casi todo el mundo sabe, la Navidad es una fiesta familiar y social, despojada para la mayoría de significado religioso. Otra cosa es ignorar su origen, grave error porque si empezamos a olvidarnos de la historia de nuestras tradiciones terminaremos por no saber quiénes somos ni de dónde venimos. Y aprovecho estas líneas para sugerir que cuanto antes se incluya en los planes escolares una asignatura de Historia de las Religiones, porque eso es cultura y porque solo con algunos conocimientos básicos de la materia entenderemos lo que se guarda en el interior de los museos o el significado de piezas musicales como la que hoy les propongo.

Se trata del Concierto de Navidad de Corelli. Una pieza bellísima, como podrán comprobar. Disfruten de ella. Da igual su confesión religiosa (o, como diría Woody Allen, la carencia de la misma). Y feliz Navidad.

Un libro cada semana: ‘Tantos lobos’ de Lorenzo Silva

2017 diciembre 18
por César Coca

tantos-lobosEn lo que va de año, Lorenzo Silva ha publicado tres libros: la novela de no ficción Recordarán tu nombre, el volumen de testimonios Sangre, sudor y paz: la Guardia Civil contra ETA (en autoría compartida con Manuel Sánchez y Gonzalo Araluce) y ahora, Tantos lobos, un volumen que reúne cuatro relatos cortos con sus célebres personajes Bevilacqua y Chamorro como protagonistas. Ello habla mucho –y bien– sobre la velocidad de la escritura del autor, a quien la redacción de algunos de estos relatos apenas le llevó cuatro días, según consta en el texto.

Los cuatro relatos tienen en común una circunstancia: las víctimas de los crímenes que los dos guardias civiles deben investigar son mujeres jóvenes, adolescentes en varios casos, incluso hay una niña. Además, son chicas que han caído en la trampa de exhibir su vida en las redes sociales, exponiéndose de esa manera a riesgos innecesarios. Se trata de historias breves, que en dos casos seguramente estaban en el cajón de Silva sin desarrollar porque no dan para novelas de longitud convencional. No obstante, tienen una buena resolución en esa distancia corta de las más o menos cuarenta páginas en las que se resuelve el crimen en cada una de ellas. Las otras dos sí habían aparecido en publicaciones periódicas, una de ellas a comienzos de la década.

El estilo y el ritmo narrativo son muy homogéneos y si se nota el tiempo transcurrido de unas a otras es sobre todo por el ascenso de Bevilacqua, que ha ganado galones en el cuerpo. Los seguidores de estos personajes se sentirán muy a gusto en este territorio familiar. Y para quienes no lo sean, se trata de una buena introducción a la serie.

(Publicado en elcorreo.com)

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.