Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: ‘El Salón México’ de Copland

Aaron Copland es una de las más genuinas figuras de la música clásica estadounidense junto a Gershwin, aunque probablemente sin alcanzar la enorme popularidad de este último. Estamos, sin embargo, ante un músico de una formación mucho más profunda y completa, que también mezcla influencias y géneros y que ha dejado un puñado de obras verdaderamente destacables. El paralelismo entre ambos compositores no es nada forzado: los dos eran judíos de origen ruso y ambos escribieron un tipo de música que deja muy clara su procedencia. Antes de ellos no hubo demasiados grandes compositores en EE UU que hicieran música así. Más bien lo contrario: sus obras podían haber sido escritas en Europa y por europeos, sin que haya nada peyorativo en ello.

Copland escribió El Salón México tras una visita a ese país, donde estuvo en un salón de baile viendo la separación por clases sociales mientras percibía la enorme vitalidad de aquellas reuniones danzantes. La presencia de temas populares mexicanos no merece ser explicación, de tan evidente. El compositor demuestra su sentido del ritmo y su facilidad para integrar las melodías en una obra de notable sofisticación orquestal. Les dejo una versión en la que el autor dirige a la Filarmónica de Nueva York con presentación de Leonard Bernstein. Disfruten.